Como actua el botox en las arrugas

Inyección de Botox

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

William Truswell, MD, es cirujano plástico facial y cirujano de otorrinolaringología (cabeza y cuello) certificado. Es presidente de la Junta Americana de Cirugía Plástica y Reconstructiva Facial y trata a pacientes con cáncer de piel como parte de su práctica.

La inyección de Botox (toxina botulínica tipo A) se ha convertido en uno de los procedimientos cosméticos no quirúrgicos más habituales en Estados Unidos. Sin embargo, en medio de su incesante popularidad, siguen existiendo muchos mitos sobre el procedimiento, el más común de los cuales es que las personas que se inyectan Botox están siendo víctimas del botulismo (una forma bacteriana de intoxicación alimentaria). Este y otros tipos de información errónea pueden llevar a los consumidores en la dirección equivocada a la hora de decidir si utilizar el Botox.

Botox antes y después

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

William Truswell, MD, es cirujano plástico facial y cirujano de otorrinolaringología (cabeza y cuello) certificado. Es presidente de la Junta Americana de Cirugía Plástica y Reconstructiva Facial y trata a pacientes con cáncer de piel como parte de su práctica.

La inyección de Botox (toxina botulínica tipo A) se ha convertido en uno de los procedimientos cosméticos no quirúrgicos más habituales en Estados Unidos. Sin embargo, en medio de su incesante popularidad, siguen existiendo muchos mitos sobre el procedimiento, el más común de los cuales es que las personas que se inyectan Botox están siendo víctimas del botulismo (una forma bacteriana de intoxicación alimentaria). Este y otros tipos de información errónea pueden llevar a los consumidores en la dirección equivocada a la hora de decidir si utilizar el Botox.

¿Funciona el botox de inmediato?

Parece que por todas partes las clínicas y los spas ofrecen inyecciones de bótox para eliminar las arrugas del rostro. Sin embargo, es importante entender lo que el Botox puede y, sobre todo, no puede hacer. Si usted fuera un carpintero con sólo un martillo en su cinturón de herramientas, todo parecería un clavo. Lo mismo ocurre con el Botox. El hecho de que una clínica o spa ofrezca inyecciones de Botox no significa que sea el tratamiento adecuado para todas sus arrugas faciales.

Las arrugas dinámicas están causadas por el movimiento de los músculos, como las que se producen al sonreír, reír o entrecerrar los ojos. Las arrugas dinámicas más comunes son las patas de gallo alrededor de los ojos y las líneas de la frente. El Botox utiliza varias formas de toxina botulínica para paralizar o relajar temporalmente la actividad muscular y es una buena opción para las arrugas dinámicas. Puede alisar las arrugas y devolverles un aspecto más juvenil.

Las arrugas estáticas están causadas por la pérdida de elasticidad y colágeno de la piel, o por los daños causados por el sol o el tabaco. La piel se vuelve más fina y seca, y la silueta del rostro cambia con la edad debido a la pérdida de volumen. Algunos proveedores pueden recomendar el Botox para las arrugas estáticas, pero los rellenos son mucho más eficaces. Los rellenos levantan la piel, suavizan las líneas y arrugas, restauran la pérdida de volumen y le dan un aspecto más fresco. Los rellenos habituales, como el ácido hialurónico (Juvederm), son especialmente adecuados para las líneas finas y las arrugas alrededor de la boca. Para muchas personas, una combinación de Botox y rellenos producirá los mejores resultados.

Arrugas de la frente con Botox antes y después

La toxina botulínica (Botox) es un fármaco elaborado a partir de una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum. En grandes cantidades, esta toxina puede causar botulismo, una enfermedad que afecta a los nervios. El bótox se utiliza desde la década de 1970 en el campo de la oftalmología y, en los últimos 20 años, su uso se ha extendido a diversos ámbitos de la salud, especialmente la dermatología.1,2

El Botox consta de 7 tipos de neurotoxinas; sin embargo, sólo se utilizan clínicamente las toxinas A y B. El Botox A se utiliza para varios trastornos en el campo de la medicina, especialmente en dermatología, con fines cosméticos.3 El primer tipo de Botox que se introdujo en el mercado fue la toxina onabotulínica A. En 2002, la Food and Drug Administration (FDA) recomendó su uso como tratamiento cosmético para las arrugas del entrecejo. 2,4,5 La segunda formulación de la toxina onabotulínica A, producida en Francia, obtuvo su licencia para ser utilizada con fines estéticos por parte de la Unión Europea en 2006 y fue aprobada por la FDA en 2009.5,6 El Botox tipo A se ha convertido en un término utilizado por la sociedad para describir todos los ingredientes utilizados en los tratamientos cosméticos.7