Emergencias sanitarias cataluña

Certificado de vacuna Catsalut

Un investigador profesional entrevistó a los directores médicos de todos los servicios de Cataluña, utilizando un cuestionario preparado por los autores. Las preguntas abarcaban aspectos relacionados con la organización, la plantilla profesional y las condiciones de empleo, así como la formación del personal, la actividad docente y la investigación. Sólo se recogieron respuestas cerradas. La encuesta reflejaba la situación en 2015.

Se identificaron 13 SEPH (11 en el servicio público de salud y 2 empresas privadas). En conjunto recibieron 2 482 627 llamadas (16,4% a servicios privados) y atendieron 943 849 emergencias (11,8% atendidas por empresas privadas). Se registraron 336 unidades de soporte vital básico y 73 unidades de soporte vital avanzado. En su mayoría se consideraron de tamaño y calidad suficientes. Los SEPH contrataron 1374845 horas-persona/año (753995 horas-médico y 620 850 horas-enfermería; 23,4% en empresas privadas). Estas cifras corresponden a 815 puestos de trabajo a tiempo completo (447 para médicos y 368 para enfermeras). El número de médicos y enfermeras que trabajaban era relativamente estable durante los turnos de mañana, tarde y noche, pero disminuía durante el turno de medianoche a primera hora de la mañana (los médicos, un 31%; las enfermeras, un 9%). La mayoría de los médicos empleados tenían formación en medicina familiar y comunitaria (56,8%), pero el 21,3% no tenía formación especializada; el 6,5% tenía título de doctor. Los médicos de la SEPH (61,5%) y las enfermeras (46,2%) también impartían clases a los estudiantes de medicina de pregrado; el 46,2% de los médicos y el 84,6% de las enfermeras impartían cursos de medicina de postgrado. El 15,4% de los SEPH recibían en la misma medida a estudiantes de medicina y de enfermería para la formación práctica; el 69,2% también ofrecía formación práctica a médicos de postgrado y el 76,9% formaba a enfermeras de postgrado.

Cita con la vacuna Catsalut

Recopilar información sobre la contratación y formación de los miembros de la Sociedad Catalana de Medicina de Urgencias y Emergencias (SoCMUE) que trabajan en los servicios de urgencias y emergencias de Cataluña. Sondear sus opiniones sobre determinados aspectos de la disponibilidad de recursos y las condiciones de trabajo.

Estudio descriptivo transversal basado en una encuesta enviada a los socios de la SoCMUE. Se estudiaron las opiniones de 5 tipos de encuestados: médicos hospitalarios, médicos extrahospitalarios, enfermeros hospitalarios, enfermeros extrahospitalarios y técnicos de emergencias médicas. Las respuestas se agruparon para comparar las opiniones de los médicos y las enfermeras y de los trabajadores del ámbito hospitalario y prehospitalario.

Recibimos 616 respuestas de 1273 miembros (una tasa de respuesta del 48,4%). Hay más médicos que enfermeros que proceden de fuera de Cataluña y tienen contratos específicamente vinculados a la atención de urgencias; además, los médicos han realizado menos formación de postgrado en medicina de urgencias. Hay más personal hospitalario que prehospitalario con contratos indefinidos vinculados al servicio en el que trabajan. Hay más médicos hospitalarios especializados en medicina interna que en medicina familiar y comunitaria. La opinión de que los servicios de urgencias no cuentan con el personal adecuado es generalizada. La mayoría de los encuestados cree que el transporte de pacientes es bueno o adecuado. Sin embargo, los encuestados que trabajan en los servicios prehospitalarios expresaron una opinión inferior sobre el transporte. La gran dificultad para compaginar el trabajo con la familia (la vida que logra el equilibrio entre el trabajo y la vida privada) fue expresada por el 13,5% en general, y con mayor frecuencia por el personal hospitalario. El 88,2% experimentó algún tipo de agresión; el 60% lo comunicó a sus superiores. El personal de enfermería informó de las agresiones con más frecuencia que los médicos. El 10,1% presentó una denuncia a la policía.

Pasaporte vacunal de Cataluña

El Centro de Atención Primaria (CAP) es el primer punto de atención si desea acceder a la asistencia médica gratuita. Allí se atienden los problemas de salud más comunes, se realizan diagnósticos y se presta atención social.

Los médicos trabajan por turnos, por lo que se le pedirá que elija el horario que más le convenga para visitar a su médico. Normalmente podrá ver a su médico de cabecera uno o dos días después de haber solicitado una cita.

Salvo en el caso de las urgencias, debe ver primero a su médico de cabecera antes de poder ver a un médico especialista. Tenga en cuenta que la asistencia odontológica pública sólo cubre los diagnósticos y los cuidados preventivos y terapéuticos (como las extracciones en caso de infecciones o inflamaciones).

Para inscribirse en el Servicio Catalán de Salud (CatSalut), es necesario estar inscrito en el padrón municipal de habitantes, ya que le asignarán el CAP más cercano a su domicilio. Si no trabajas ni cotizas a la Seguridad Social, tendrás que hacer un trámite para que se te reconozca el derecho a la asistencia sanitaria. Consulte los trámites correspondientes para saber cómo hacerlo.

Servicio Catalán de la Salud

Sólo el 5% del presupuesto sanitario se destina a la salud mental, por debajo de la media del 8% de los países vecinos. El departamento de salud tiene previsto aumentar este presupuesto en 80 millones de euros, un 17,5% más que el presupuesto de 2020, que es de 457,5 millones de euros.

Argimon, que asistió el domingo a un acto en la localidad costasoleña de Blanes, subrayó que abordar los problemas de salud mental es una cuestión de «justicia social», ya que afectan de forma desproporcionada a los más necesitados.

Formados por un grupo interdisciplinar de profesionales, los equipos de intervención domiciliaria se desplazarán a los domicilios de los pacientes de dos a tres veces por semana durante tres o cuatro meses para ayudar a los niños y jóvenes con problemas graves de salud mental.

La Encuesta de Salud Mental de Cataluña (ESCA) de 2020 constata que el 13,7% de las mujeres de 15 años o más sufre una depresión severa, frente al 9,6% de 2019, mientras que el 10,6% de los niños de 4 a 14 años son susceptibles de tener problemas de salud mental, frente al 7,5% de 2019. En las zonas más desfavorecidas, esta misma cifra se dispara hasta el 13,5%, mientras que es del 6% entre las clases más pudientes.