Técnicas unidad del dolor

Cómo afrontar el dolor crónico

Mientras se prepara cualquier método de afrontamiento del dolor crónico, es importante aprender a utilizar técnicas de concentración y respiración profunda para relajar el cuerpo. Aprender a relajarse requiere práctica, especialmente cuando se sufre dolor. Es beneficioso poder liberar la tensión muscular de todo el cuerpo y empezar a desviar la atención del dolor.

Es probable que algunas de estas técnicas se aprendan mejor con la ayuda de un profesional, y normalmente se necesita práctica para que estos métodos sean eficaces para ayudar a aliviar el dolor crónico. Suele ser aconsejable trabajar las estrategias de afrontamiento del dolor durante unos 30 minutos 3 veces a la semana. Con la práctica, la relajación y el control del dolor crónico pueden fortalecerse y durar mucho tiempo.

Después de aprender estas técnicas, el alivio del dolor crónico y la relajación pueden producirse con sólo unas pocas respiraciones profundas. Estas técnicas pueden utilizarse mientras se realiza cualquier actividad, se trabaja, se habla, etc. Con la suficiente experiencia, se puede tener una mayor sensación de control sobre el dolor crónico y sus efectos en la vida.

Plan de gestión del dolor

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

Comentarios

Los clínicos especializados en el tratamiento del dolor crónico reconocen ahora que no se trata simplemente de una sensación, como la visión o el tacto, sino que el dolor crónico está fuertemente influenciado por la forma en que el cerebro procesa las señales de dolor.

El dolor crónico puede provocar reacciones emocionales, como el miedo o incluso el terror, dependiendo de lo que se crea sobre las señales de dolor. En otros casos (como en el deporte o en otra actividad atractiva y gratificante), el dolor crónico puede ser percibido por el individuo como una mera molestia, una sensación que hay que superar para poder continuar con la actividad.

El importante papel que desempeña la mente en el dolor crónico está claramente reconocido en la literatura médica, así como en la definición de dolor de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor, que afirma que el dolor es siempre subjetivo y lo define la persona que lo experimenta.

El corolario es que el cerebro también puede aprender a gestionar la sensación de dolor. El uso de la mente para controlar el dolor crónico o el desarrollo de estrategias de afrontamiento para gestionar el dolor persistente pueden utilizarse solos o junto con otras terapias de tratamiento del dolor.

Cómo afrontar el dolor

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.